Estufas de pellets: el calor ecológico llega a tu hogar

Siempre has querido tener una chimenea o estufa en tu casa de la montaña, o en tu casita del pueblo, ¿a que si? Sentarte tranquilamente los días de lluvia junto a ella a leer un buen libro, a pensar en tus cosas o símplemente, a mirar el fuego y dejarte llevar hasta una siesta reparadora. Pues las estufas de pellets pueden darte la combinación perfecta entre el calentamiento de una estufa de hierro fundido y la estética acogedora de una chimenea. Te vamos a contar cosas interesantes, sigue leyendo…

estufas-de-pellets-climamania

La biomasa como combustible ecológico de las estufas de pellets

Las estufas de pellets son un gran avance tecnológico en el sector de la calefacción que aprovecha la tecnología más avanzada, y la hace funcionar con un recurso natural y ecológico presente desde siempre en nuestros bosques y que, hasta hace poco tiempo, no se había utilizado de forma extendida.
Nos referimos a la Biomasa, que no es más que el combustible orgánico que se genera mediante la limpieza de montes, cortas programadas de bosques, restos de poda, etc. Todos los restos de árboles, viñas, frutales, maleza, que se generan con esta actividad se trituran y procesan para convertirlos en combustible.
De esta manera conseguimos dos acciones en una: mantener los bosques y las áreas verdes despejadas y limpias de maleza y un combustible ecológico y barato para nuestras instalaciones de calefacción y estufas de hogar.
Al mantener los bosques limpios de maleza estamos cumpliendo también una función ecológica, ayudando a que los árboles crezcan más sanos y consiguiendo una mayor prevención de incendios forestales que asolan cada verano los montes de nuestro país. Al estar más saneadas las zonas entre bosques de matorral y maleza el incendio tiene más dificil extenderse rápidamente y quemar más hectareas de terreno.
Además los pellets no contribuyen al calentamiento de la atmosfera y al temido efecto invernadero, ya que las emisiones de CO2 que genera su combustión son inapreciables. Puede decirse que los pellets son un combustible CO2 neutral.

Las estufas de pellets: ahorra y calienta tu casa

Son ideales para climatizar estancias que necesitan ser calentadas rápidamente a bajo coste, después de pasar mucho tiempo fuera de la vivienda.

Estufas-pellets-combustible

Imagen extraida de commons.wikimedia.org via Wikimedia Commons

El combustible que generamos mediante el aprovechamiento de esta biomasa que está presente en nuestros bosques, se procesa y compacta en forma de pellets para que el uso en estufas y calderas de biomasa sea más cómodo, seguro, barato y ecológico.
El pellet es serrín de madera procendente del aprovechamiento de la biomasa prensado y procesado en forma de pequeños cilindros. Si lo miramos de lejos parece pienso para animales, pero es un combustible muy económico y con un alto rendimiento calorífico.
Al estar prensado y procesado para su mayor eficiencia, el pellet se quema prácticamente por completo , no dejando apenas residuo sólido en forma de cenizas, transformándo toda la combustión en calor aprovechable.

El pellet es el combustible del futuro

El pellet como forma de combustible se ha impuesto dentro del sector de la biomasa como el más vendido y distribuido frente a las briquetas o la astilla. ¿Por qué el pellet ha encajado tan bien?

  • Facilidad de transporte
  • No necesita condiciones especiales de almacenamiento
  • Limpieza: apenas deja residuo en forma de cenizas
  • Comodidad en el manejo: suele venir en sacos de 15 kg
  • Precio muy asequible
  • Rápida extensión y facilidad de encontrar distribuidor
  • No presentan riesgo de explosión.
  • No emiten olores
  • Para producir el mismo calor, los pellets ocupan un volumen tres veces menor que su equivalente en leña

Funcionamiento de una estufa de biomasa por pellets

Te estarás preguntando que tiene de diferente una estufa de biomasa alimentada por pellets a una estufa de leña normal de toda la vida, de las que has visto en el pueblo de tus abuelos o tus padres desde que eras pequeño. La principal es la innovación tecnológica que lleva insertada en forma de sensores y de emisores de aire. Es decir, se combina la combustión tradicional con un sistema de emisión de aire caliente que aumenta en un elevado porcentaje la eficiencia de estas estufas en comparación con las tradicionales. Si, si te lo estás preguntando, es necesario conectarlas a la red eléctrica, ahora verás porqué…

esquema-estufas-de-pellets

Cuando encendemos una de estas estufas se carga una cantidad de pellets en el cenicero, que iniciarán la combustión mediante una resistencia que quema los primeros pellets, mientras arranca el sistema de ventilación de la cámara de fuego, emitiendo un chorro de aire hacia la zona donde se encuentran los pellets recién encendidos para avivar y encenderlos completamente.
Después uno de los sensores de calor de nuestra estufa de pellets detecta este fuego recién encendido, arrancando la ventilación del intercambiador, que conseguirá extender el calor generado hacia el exterior de la estufa, es decir, hacia el ambiente de la estancia que queremos climatizar.
Una vez que tenemos encendida la estufa, podemos seleccionar mediante su panel de control digital o a través del mando a distancia valores como la temperatura deseada, programar el funcionamiento para un número de horas determinadas o elegir la velocidad de los ventiladores que extienden el calor por la estancia.
La estufa propaga este calor confortable mediante la ventilación frontal de su carcasa, también lo hace a través de la ventana de la cámara de combustión y finalmente por toda la estructura o chásis, que genera calor por toda la carcasa.

Instalación de estufas de biomasa, ¿complicadas?

Una estufa de biomasa alimentada por pellets sirve para calentar la estancia donde está situada o como complemento de apoyo a un sistema de calefacción más complejo. No debe ser una instalación muy complicada ya que únicamente requiere de una salida de humos.
Esto no es más que desde nuestra vivienda se pueda instalar una chimenea o conducción de humos hacia el exterior. La instalación es muy sencilla en pequeños consumos (viviendas unifamiliares como pisos y estudios, chalets o casas residenciales u oficinas).
Lo que debemos consultar es la normativa específica de cada municipio y solicitar los permisos pertinentes para la instalación de la chimenea si se requiere.

estufas-de-pellets-chimenea-climamania

Mantenimiento de las estufas de biomasa

Otra de las ventajas de este tipo de estufas es que no requieren una gran mantenimiento, y que éste, en su mayor parate, podremos realizarlo nosotros mismos.
Únicamente habrá que limpiarles las cenizas acumuladas una vez por semana, con la ayuda de un aspirador doméstico será suficiente. Una vez al año se debería efectuar una limpieza a fondo para retirar las cenizas acumuladas en los distintos conductos del equipo, para ello sería recomendable desmontar la carcasa y tener acceso a toda la instalación interior de la estufa.

Una estufa de pellets para tu salón

La casa que tienes en el pueblo va a quedar mucho más acogedora cuando instales la estufa de biomasa que llevas mirando un tiempo. Este invierno, además de tener toda la estancia perfectamente climatizada y conseguirlo a bajo coste, la innovadora estética de estas estufas le va a dar un toque moderno a tu vivienda, todo ello sin dejar de ser una inversión práctica que vas a amortizar rápidamente.
En muchos de los modelos que tenemos disponibles en el catálogo online de climamania.com puedes encontrar la opción de comprar tu estufa de pellets en diferentes colores de carcasa. Puedes optar por negros más elegantes o colores rojos o burdeos más rompedores y modernos.
Cualquier consulta que tengas en lo referente a estufas y calderas de biomasa puedes consultarnos sin problema en nuestro correo electrónico info@climamania.com o a través de nuestro teléfono de contacto, que encontrarás en nuestra web. Estaremos encantados de asesorarte para que te sumes al calor ecológico para tu hogar con las estufas de biomasa. El pellet es el combustible del futuro, y en climamania ya lo tenemos aquí, para hacerte la vida más cómoda y más calentita este invierno.

Cassette aire acondicionado: El jefe de la oficina

En verano el calor es insoportable, ya lo sabemos. Sabemos que en la oficina hay gente que se asfixia enseguida y gente que incluso en agosto va con una chaqueta “por si acaso”. El cassette aire acondicionado que hay encima de nuestras cabezas impone su ley del frescor y es complicado satisfacer a todos.

cassette-aire-acondicionado-oficinaImagen de publico.es

En la imagen podemos ver algunos sencillos consejos para hacer más agradable la relación entre nuestro sistema de aire acondicionado en la oficina y nosotros los trabajadores. Es importánte la distribución homogénea del frío, por eso es más recomendable un cassette aire acondicionado que el split que aparece en la imagen. El aire se distribuye desde cuatro salidas y no desde una única como ocurre en el split, aunque en éste las lamas permiten una difusión repartida, el rango de alcance siempre va focalizado en una dirección.

La climatización eficiente en el trabajo

La climatización mediante aire acondicionado en el trabajo es lo más habitual en nuestro país, ya que las tendencias actuales de edificios de oficinas compartidos se impone como solución a los costes de alquiler de espacios.
En un edificio de 6 plantas donde hay 60 pequeñas empresas diferentes trabajando juntas y compartiendo recursos, lo habitual es que cada oficina tenga su propio control sobre la climatización y el aire acondicionado. Normalmente en este tipo de edificios las instalaciones de aire acondicionado se realizan al ejecutar la obra, por lo que todas las canalizaciones quedan ocultas y la salida más habitual de aire caliente o frío es a través de cassette aire acondicionado, aunque también es muy común utilizar máquinas de aire acondicionado por conductos.
Con los nuevos equipos de aire acondicionado cassette o conductos se consigue la máxima eficiencia, ya que la mayoria de ellos son de clase energética A o A+. Esto significa que el equilibrio entre consumo energético y eficiencia es muy bueno, gastan energía, si, pero mucho menos de lo que podemos imaginarnos, ya que consiguen climatizar de forma homogénea y lograr un gran confort a cambio. El reparto de gastos entre los usuarios de unas oficinas queda así delimitado y cada uno únicamente se hace cargo de los gastos generados en su espacio alquilado, excepto los modelos que incluyen una tarifa plana de gastos (cada vez menos, yo creo).

cassette-aire-acondicionado-htw-htwk052ix12

Cassette aire acondicionado sobre nuestras cabezas

Si, está ahi, lo oyes sisear desde tu puesto suavemente, y genera una corriente de fresquito que te hace estar más atento y ser más productivo, ya que eres una persona por lo normal calurosa, que enseguida arrancas a sudar y necesitas poca ropa de abrigo en invierno, por lo que en verano huelga decir que te sobra prácticamente todo, y mucho más la corbata que imponen las reglas de la empresa.
Es tu mejor amigo en verano. De hecho, lo primero que haces al llegar cada mañana es coger el mando del aire acondicionado y encenderlo, seleccionar la temperatura a 23º (aunque por tí lo pondrías a 19º) y cuando notas el suave runrun del ventilador activado tu sonrisa ilumina tu cara. Luego ya saludas a los compañeros y vas a tu silla a revisar el correo.
Desde tu puesto de trabajo ves a tu compañera de contabilidad que nada más verte coger el mando ha echado mano a la “rebeca de hilo” que tiene sobre el respaldo de la silla y se la ha colocado sobre los hombros para no sentir directamente la suave caricia del fresquito del aire acondiconado que sale desde el cassette situado en el techo falso de la oficina.
Ya has discutido con ella más de una vez por este motivo, ya que tú consideras que la temperatura ideal es como poco de 23º ( realmente la ideal es 25º a efectos de ahorro energético, pero el jefe es un navarro de la zona norte que se asfixia en una torménta en el ártico y está de acuerdo contigo).
Finalmente ella, por no polemizar decidió traerse la chaqueta y seguir a lo suyo. Tú te consideras victorioso, pero lo que no entiendes es que esto genera roces entre compañeros que poco a poco van generando mal rollo generalizado.
Situaciones como esta que describimos arriba son cada día más habituales en las oficinas y despachos de las empresas de todo el país, ya que es práctimente imposible que todo el mundo esté de acuerdo en la temperatura, ya que es algo que no se decide, sino que se siente de determinada forma por separado.

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, y cumpliendo el Real Decreto 485/1997 encargado de regular las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, marca una temperatura de entre 17 y 27 ºC para trabajos realizados en oficina, y de entre 14 y 25 ºC, en locales en los que se realizan trabajos ligeros.
El INSHT también nos recomienda que, dado que en invierno llevamos ropa más abrigada, la temperatura debería mantenerse entre 17 y 24ºC y en verano, que solemos vestir ropa más ligera, entre 23 y 27 ºC. Esto quiere decir que cuando se utilicen sistemas de calefacción, deberemos cuidar de que tampoco se generen temperaturas excesivamente elevadas en invierno.
Por su parte, el Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios nos introduce, a nivel legal, limitaciones en las temperaturas que debemos utilizar en los edificios de uso no residencial, como la oficina, y prevé que la temperatura no debe bajar de 21ºC en verano ni superar los 26 ºC en invierno, y estipula las temperaturas de diseño de los sistemas de climatización entre 20 y 23ºC en invierno y entre 23 y 25ºC en verano.
No debería ser habitual (ni es legal a efectos de higiene en el trabajo), por tanto, ni que la gente fuera en chanclas y pantalones cortos en verano, ni con abrigo y guantes en invierno.
Si en tu oficina se repiten situaciones similares a las que os hemos contado, nos gustaría que nos las hiciéseis llegar a través de los comentarios o enviándonos un correo electrónico a info@climamania.com. ¿Cuál crees que sería la solución a este tipo de conflictos, cada vez más presentes en los centros de trabajo?

Termos Eléctricos o Calentadores de Agua

Hoy desde, el blog de Climamania queremos hablaros sobre los termos eléctricos, que son los más económicos de todas las variedades de calentadores de agua.

Comprar Termos Electricos

Poseen un tanque donde se acumula el agua y es calentada hasta alcanzar la temperatura elegida en el termostato. La capacidad de su depósito es muy variable y va desde los 15 litros hasta modelos de 1000 L. Utilizan como energía principal electricidad para calentar el agua.

A la hora de seleccionar el tamaño de termo eléctrico más adecuado para nuestra instalación debemos tener en cuenta la cantidad de agua caliente que se pueda requerir en determinado momento, la temperatura de entrada del agua y el espacio del que disponemos. En nuestra web puedes seleccionar diferentes tamaños, desde los 30 hasta los 100 litros, como puedes observar en la siguiente imagen:

"ofertaDescargar catálogo en PDF de los Termos Eléctricos Climamania

El calentador de agua eléctrico tienen la ventaja de suministrar agua caliente a temperatura constante durante el tiempo que dure el agua acumulada en el depósito. No hay problema en que se abran varios grifos a la vez sin que baje su rendimiento en lo que a temperatura del agua se refiere, lo que, en cambio, suele dar problemas en otro tipo de calentadores instantáneos.

Tenemos que planificar bien que capacidad necesitamos en nuestro termo, ya que si el tamaño de su depósito no es el correcto, cuando se termine el agua caliente acumulada puede tardar un rato en volver a estar disponible a la misma temperatura, lo cual dependerá también de la energía utilizada.

Aislamiento del termo eléctrico

Cuando estamos buscando nuestro termo eléctrico tenemos que fijarnos bien en el aislamiento térmico que posee, ya que esto influirá mucho en el consumo que el aparato requiera para calentar el agua y si seleccionamos un modelo que no cumpla bien con este requisito podemos notarlo después en la factura mensual de electricidad, ya que un aislamiento insuficiente en el depósito permitrá que se escape el calor del agua al ambiente, obligando al calentador a gastar más energía para volver a recuperar la temperatura.

En el caso de los termos eléctricos climamania el gran espesor y la alta densidad del mismo garantiza que las pérdidas en reposo son mínimas. A mayor pérdida de calor mayor será el consumo de combustible. De igual manera las tuberías de agua caliente pierden calor con el ambiente, siendo las tuberías de cobre las que desperdician mayor cantidad de calorías, por lo que deberíamos tratar de que éstas estuvieran lo mejor aisladas posible en todo su recorrido.

Los aislamientos térmicos de buena calidad pueden parecernos más caros al inicio, pero después nos alegraremos con el ahorro de energía, que veremos reflejado inmediatamente en nuestra factura.

Mantenimiento

El mantenimiento interno de un termo está asociado a la calidad de agua que estemos calentando. Aguas con altos contenidos de sales de calcio o magnesio (aguas duras) tienden a obstruir las tuberías de agua caliente con mayor regularidad que las de agua fría. El mantenimiento preventivo está asociado a descalcificadores o suavizadores de agua.

Mapa de la Dureza del Agua

Los termos eléctricos de hierro galvanizado tienden a oxidarse y corroerse. Para evitar esto y alargar la vida de los tanques nuestros equipos garantizan una larga duración gracias al ánodo de magnesio anti-corrosión incorporado . El estado de este ánodo debe revisarse como parte del mantenimiento anual.

Consúltanos que tipo de agua es la específica de tu región para aconsejarte personalmente en la elección del equipo más adecuado, desde www.climamania.com estamos a tu servicio para que tu compra de equipos de climatización sea siempre satisfactoria.