Calderas a gas: llegan los meses de calefacción

Ya tenemos encima los frios meses de invierno. Aunque no queramos admitirlo y echemos de menos los baños de este verano en el mar o en la piscina, el temido cambio de la ropa de armario ya se ha producido o está a punto de hacerlo. Hay que tener preparadas las calderas a gas, llegan los meses de calefacción.

Calderas_a_gas_climamania

Imagen extraida de Wikipedia

La caldera, un miembro más de nuestra familia

La caldera es ese miembro de nuestra familia que vive en la cocina, a veces en la terraza y muchas veces tiene su propio cuarto porque necesita espacio y requiere que su fuente de alimento esté cercana.
Según el combustible que utilizan las calderas pueden ser de diferentes tipos, porque se quema igual un combustible sólido como la leña o el carbón, que un líquido como el gasóleo o en estado gaseoso como el gas natural. Dependiendo de esto ya funcionarán de una forma u otra.
Básicamente una caldera de calefacción consta de un quemador u hogar, donde se quema el combustible que hayamos decidido usar, y un intercambiador desde donde el calor que hemos obtenido en esta combustión pasa al fluido que lo transmite a los emisores térmicos o radiadores de aluminio para calefacción o los más antiguos de hierro fundido que aún podemos encontrar en instalaciones antiguas.
Así se crea un circuito donde circula este fluido calentado (normalmente agua) y distribuye el calorcito por toda la casa o el local a climatizar, consiguiendo que el estar en casa los fríos días de invierno sea muchas veces un inmenso placer, viendo lo que está cayendo en la calle desde la ventana.

calderas_a_gas_climamania_2

Calderas individuales y calderas colectivas

Las calderas individuales en las ciudades normalmente funcionan con gas natural, ya que el acceso al combustible se realiza mediante instalaciones generales que acercan hasta la puerta de nuestro domicilio el suministro de gas natural, al igual que se hace con la luz. Esto permite controlar de forma individual el consumo y planificar el gasto y el ahorro de energía.
Las calderas colectivas o son las que forman parte de las instalaciones que todos conocemos como «calefacción central», en la que una caldera de dimensiones más grandes reparte el calor por un circuito cerrado que puede comportar un portal entero o varios portales que formen una urbanización. Normalmente estas calderas colectivas se alimentan de gasóleo y se están sustituyendo en los últimos tiempos a gas natural. Antiguamente incluso las había de carbon o leña (en algunas ciudades siguen existiendo este tipo de instalaciones, aunque ya son una «rara avis» cerca a la extición).

Calderas a gas: la ventaja de las calderas de condensación

Dentro de las calderas a gas individuales, que son las que te ofrecemos en climamania.com hay varios tipos:

  • Calderas de condensación
  • Calderas estancas
  • Caderas de Bajo Nox

Las calderas a gas de condensación son muy eficientes ya que se aprovecha la energía que se genera mediante el vapor de agua que se condensa. ¿Qué como se hace esto?
Pues, básicamente, porque los gases, natural y butano, no generan azufre en su combustión y esto permite calentar el agua a una temperatura máxima de 60 – 70 grados centígrados en lugar de los 90 que requieren las calderas estancas. Así, este vapor de agua que se genera se vuelve a meter en el sistema y consigue reducir el coste energético, además de ser menos contaminante para la atmosfera.

Calderas_a_gas_climamania_3

«Kondenzációs kazán» por KaboldyTrabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

Según la normativa de 1 de Marzo de 2010 del nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE), hay que optar por la utilización de generadores de más eficientes y menos contaminantes, como son las calderas de condensación de las que estamos hablando. A partir de septiembre de 2015 será el único tipo de caldera de gas del mercado que se podrá instalar de forma obligatoria, por lo que si tienes pensado cambiarla anticípate ya al cambio de normativa y puedes conseguir ahorro en los costes.

¿Esto significa que si no tengo una caldera a gas de condensación tendré que cambiarla en 2015?
NO, no hace falta, si la tuya es Estanca o de Bajo Nox y funciona correctamente y pasa las revisiones periódicas no necesitas cambiarla. Cuando deje de funcionar y no supere estas revisiones te obligarán a poner una caldera de condensación.

Nosotros trabajamos con las mejores marcas del mercado en todo tipo de calderas, y en las calderas a gas de condensación la marca que más se vende y con la que los clientes están más satisfechos es Chaffoteaux.
No dudes en contactar con nosotros si necesitas información sobre la renovación de tu caldera por una mucho más eficiente de condensación, conseguirás reducir tu consumo de gas hasta en un 30%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.